miércoles, 9 de septiembre de 2009

Oración Sioux

Oh, Gran Espíritu, cuya voz escucho en los vientos
Cuyo aliento da vida al mundo, escúchame
Voy hacia tí como uno de tus muchos hijos
Soy pequeño y débil
Necesito tu fuerza y sabiduría.
Pueda yo caminar entre la belleza,
Haz que mis ojos siempre contemplen el atardecer rojo y púrpura,
Haz que mis manos respeten las cosas que has creado
Y mis oídos atentos a tu voz.
Hazme sabio para poder conocer las cosas que has enseñado a tus hijos,
Las lecciones que has escrito en cada hoja y roca.
Hazme fuerte,
No para ser superior a mis hermanos, sino para combatir contra mi mayor enemigo: yo mismo.
Hazme capaz para siempre ir hacia ti con la mirada sincera,
Para cuando la vida se apague como el ocaso,
Que mi espíritu vaya hacia ti con ninguna vergüenza

No hay comentarios:

Publicar un comentario